Thursday, January 19, 2017

Restaurante Moscú sí cree en lágrimas

703 euros para Lesiat

703 euros para Lesiat
DDC | La Habana | 19 de Enero de 2017 - 14:24 CET.

La campaña realizara por DIARIO DE CUBA para ayudar al niño Lesiat
Torres Carrión, de cuatro años de edad, con parálisis cerebral y
deficiencias auditivas, ha sido un éxito.

Tan solo en nueve horas se alcanzó el objetivo inicial de 500 euros. En
24 horas, un total de 32 personas donaron 703 euros para Lesiat.

El niño y su padre, Armando Torres Pozo, recibirán 627,64 euros, ya que
el sitio web de la campaña retiene el 10% de lo recaudado.

DIARIO DE CUBA iniciará los trámites para hacer llegar el dinero a
Torres Pozo y su hijo, y continuará reportando sobre este caso.

Entre los participantes en la campaña estuvieron el Mariel Bloch
Memorial Fund, Omar Álvarez, Javier Marimón, Ileana Serrano, Yaumara
Rodríguez, Magela Hernández, Elianys Pérez, Lindomar Placencia,
Francesco Celotto, Giselle Martínez, Jorge Casals, Giscard Yanez,
Michael Di Giacomo, Yulenia Garrido, Nelson González, Frank Pupo, Jorge
Herrera, Gustavo A. Fuentes, Adrian Beruvides, Mauricio Zequeira, Omaira
Pérez, Ernesto Pérez, Emilio Lindsay y Boris Fornaris, que aportaron
entre cinco y 100 euros por donación. El resto de los aportes fueron
anónimos.

Armando Torres Pozo, de 63 años, y su hijo Lesiat residen en Santiago de
Cuba en una vivienda severamente dañada en 2012 por el huracán Sandy.
Ambos carecen de ropa, zapatos y la desvencijada cama en la que duermen
se moja debido al estado del techo de la casa.

Reciben una ayuda estatal del equivalente a unos seis dólares al mes.

Torres Pozo cría a su hijo en solitario. Ha intentado trabajar como
cuentapropista vendiendo frituras y limpiando zapatos, pero los
impuestos demasiado altos, las escasas ganancias y la atención a tiempo
completo que necesita su pequeño lo han obligado a quedarse en casa.

Pese a su situación, Lesiat no recibe una dieta para mejorar su
alimentación. Torres Pozo ni siquiera tiene una cocina para preparar los
alimentos de su hijo.

El dinero recaudado con esta campaña servirá para aliviar algunas de las
necesidades inmediatas de esta familia.

Source: 703 euros para Lesiat | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1484832251_28263.html

El sismo del pasado martes ocasionó daños materiales en Santiago de Cuba

El sismo del pasado martes ocasionó daños materiales en Santiago de Cuba
DDC | Santiago de Cuba | 19 de Enero de 2017 - 12:14 CET.

El sismo de 5,8 en la escala Richter del pasado martes en Santiago de
Cuba ha tenido hasta el momento poco más de tres réplicas, según dio a
conocer la estatal ACN (Agencia Cubana de Noticias).

Se reportaron daños en paredes de viviendas y de algunas escuelas, y
pérdidas parciales de techos tanto de tejas francesas como de
fibrocemento, indicaron medios oficiales.

En la ciudad de Santiago de Cuba el temblor se sintió fuerte, pero dada
la distancia de unos 92 kilómetros del epicentro han sido las ondas
sísmicas de baja frecuencia las que han llegado con mayor amplitud.

Según expertos, se espera que en las próximas horas ocurran varios de
magnitud cuatro, que irían disminuyendo durante semanas o dos meses.

Bladimir Moreno Toirán, director del Centro Nacional de Investigaciones
Sismológicas (CENAIS), advirtió que la zona en la que ocurrió el
fenómeno es de baja sismicidad, comparada con el resto del sur del
oriente cubano.

El sismo de este 17 de enero se sintió en los poblados santiagueros
costeros de Chivirico, Uvero y La Plata, además, en Bartolomé Massó,
Caney de las Mercedes y otros sitios de la provincia de Granma.

Moreno Toirán destacó que el Servicio Sismológico Nacional cuenta con
una red que agrupa 18 estaciones sismológicas, operando actualmente en
el país con equipos de alta tecnología y muy confiables, que pueden
registrar hasta eventos locales muy pequeños, o los que con magnitud
superior a seis ocurran en cualquier parte del mundo.

De acuerdo con el periódico local Sierra Maestra, el sismo del 17 de
enero tuvo lugar "justamente a un año" de haberse iniciado una temporada
sísmica anómala "que mantuvo en vilo a la población".

El 17 de enero de 2016 fueron en total ocho los temblores que sintieron
los santiagueros.

Científicos del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (CENAIS)
caracterizaron el 2016 como un año de elevada actividad sísmica con un
total de 5.756 temblores en Cuba, de los cuales solo 61 fueron
perceptibles con magnitud superior a tres en la escala de Richter, todos
con epicentro en la región sur oriental de la Isla.

Source: El sismo del pasado martes ocasionó daños materiales en Santiago
de Cuba | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1484824494_28254.html

Temblor de tierra en Santiago de Cuba crea incertidumbre entre sus pobla...

Wednesday, January 18, 2017

Contraste entre militares y civiles

Contraste entre militares y civiles
17 enero, 2017 11:20 pm por Agustín Figueroa Galindo

La Habana, Agustín Figueroa, (PD) A lo largo y ancho del país existen
pequeños pueblos olvidados, que parecen detenidos en el tiempo. Pero
también en la capital, estructurada por barrios y repartos, hay algunos
que se pueden comparar con el famoso "Llega y pon". Ese es el caso de La
Fortuna, en el municipio Boyeros.
Un señor residente del lugar, de 87 años, nombrado Rafael Gómez Sánchez
tuvo la amabilidad de contarme por qué el nombre La Fortuna. Dice se
debió a una mujer llamada Fortunata, dueña de la finca donde se comenzó
a construir el asentamiento. Ella se casó con uno de los tantos
refugiados que llegaron durante la Segunda Guerra Mundial, al que le
apodaban "El Polaco". Ambos se dieron a la tarea de fomentar el reparto
al que nombraron en honor de su propietaria.

Dicho nombre da idea de bonanza. Uno pudiera suponer que sus pobladores
viven en casas confortables, rodeados de calles pavimentadas, céspedes y
parques con árboles frondosos, donde los niños juegan y los enamorados
se sientan a contemplar la luna.

Pero la realidad es otra. La mayoría de las viviendas se encuentran en
mal estado o en peligro de derrumbe. Y las calles son no callejones.

Los vecinos del lugar –al igual que la mayoría de los cubanos- se quejan
que no pueden reparar sus viviendas porque sus salarios no se
corresponden con los precios de los materiales de construcción que
oferta el Estado.

El crecimiento poblacional, junto a la falta de recursos, ha obligado a
los residentes del lugar a construir verdaderas chozas para poder
proteger del frio y la lluvia a sus familias.

La mayoría de los pobladores de La Fortuna viven de una forma infrahumana.

Son muchos los testimonios que sobre la penosa situación de la localidad
pueden ofrecerse.

Rosa María Rodríguez, una lugareña, nos cuenta que gracias a sus dos
hijos, que viven en el extranjero y le envían dinero, pudo reparar su
vivienda.

En esa misma situación hay algunas otras familias.

Las calles del barrio compiten con las de Venecia, no por su belleza,
sino por las calles inundadas por el agua de los salideros, muchas veces
de alguas albañales. Los numerosos charcos convierten la zona en un foco
insalubre, poblado por personas que viven en pésimas condiciones
higiénico-sanitarias.

Los vecinos se han quejado a varias instancias gubernamentales de las
tupiciones y las inundaciones de aguas fétidas en el barrio, pero la
respuesta siempre es la misma: "No existen recursos para resolver esos
problemas, hay que esperar".

Sin embargo, a menos de 500 metros de La Fortuna, el régimen ha
construido dos grupos de edificios para militares de menor rango. Fueron
bautizados con los nombres de "La Nueva Fortuna" y "Ciudad Paraíso".
Ambos cuentan con calles y aceras pavimentadas, parques, una tienda por
departamentos, con precios especiales que podrían considerarse ínfimos.

Esos edificios cuentan incluso con paneles solares.

Para los niños de esta especie de nueva burguesía hay escuelas con
claustros de profesores de primer nivel, bien amuebladas y equipadas.
Mientras, los hijos de los que viven en La Fortuna tienen que asistir a
clases con profesores emergentes, en colegios en condiciones pésimas y
con una base material de estudios insuficiente y obsoleta.

En las calles del barrio para militares, se pueden ver autos modernos
parqueados fuera de los edificios, tanto con chapa estatal como particular.

En dos localidades tan cercanas, el contraste entre la forma en que
viven los militares y los civiles es demasiado evidente.
comuni.red.comunitaria@gmail.com; Agustín Figueroa;
*Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

Source: Contraste entre militares y civiles | Primavera Digital -
https://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/contraste-entre-militares-y-civiles/